Un filial impredecible llega al Cartagonova para arruinar la fiesta

De Blasis gana un lance aéreo ante el Eibar. / J. M. RODRÍGUEZ / AGM

El Villarreal B juega con valentía, pero baja el nivel a domicilio y no ha ganado a ningún equipo del ‘playoff’

Rubén Serrano

Una de las canteras más admirables de España desembarca este miércoles por la tarde (Cartagonova, 19.00 horas) en Cartagena con ganas de rebajar la euforia local y arruinar el récord de Luis Carrión. El jovencísimo Villarreal B es un filial impredecible (6 victorias, 6 empates y 6 derrotas), valiente pero incapaz de ganar a equipos que, como el Efesé, están instalados en el ‘playoff’.

Es este minisubmarino amarillo un equipo de cantera al uso: alegre, valiente, ordenado y talentoso. También estratega en el balón parado. Pero los muchachos de Miguel Álvarez son totalmente azarosos, a veces mejor y a veces peor; en cualquier caso estables, instalados en la zona media de la clasificación y sin pasar ni un atisbo de apuro con el descenso. Gana lo que tiene que ganar y pierde contra los equipos que debería perder.

El Torre Pacheco, un aliado

El Villarreal B ha salido victorioso de duelos directos contra el Racing de Santander, el Mirandés, el Lugo y el Ibiza; también ha cubierto el expediente en Albacete (0-0), casi rasca en Zaragoza (2-1) y dio otro disgusto en Málaga (1-1). En su maravillosa ciudad deportiva tumbaron a históricos (Oviedo) y revelaciones (Andorra); y sumaron contra muros (Burgos) y potencias (Eibar). Pero a domicilio casi siempre resbalan (6 derrotas en 9 partidos) y no ganan a gallitos, ya sea el Levante (4-1) o el Granada (3-0). Son importantes el exalbinegro Sergio Lozano y el polémico Ontiveros. Aporta talento local el Torre Pacheco, su club de confianza en la Región.

Veremos qué tal responde el Cartagena ante otro rival que se nutre de la posesión, como el Andorra; y cómo responde el cansancio apenas 72 horas después del esfuerzo en el Estadio Nacional. Parecen probables algunas rotaciones en el once, veremos si con premio para los agitadores Sangalli, Ortuño, Isak Jansson y el entonado Franchu. Podría entrar también Delmás. La altura en la clasificación exige buena letra y perfección al Efesé, que apenas puede permitirse descuidos antes de Navidad. Carrión sueña con sumar «nueve de nueve» antes de Navidad.

Un filial impredecible llega al Cartagonova para arruinar la fiesta

Enlace de origen : Un filial impredecible llega al Cartagonova para arruinar la fiesta

Scroll hacia arriba