Pedro Antonio Sánchez descarga en los técnicos la responsabilidad del ‘caso Auditorio’

Pedro Antonio Sánchez, este lunes, durante la celebración del juicio. / Nacho García / AGM

El fiscal rebaja su petición de pena a dos años y medio de cárcel al retirar el delito de fraude de subvenciones. El expresidente regional sostiene que fue el arquitecto Lejarraga quien propuso el proyecto y que no hubo «ningún encargo»

Alicia Negre

Lo hizo durante la instrucción y este martes, sentado ya en el banquillo, Pedro Antonio Sánchez repitió estrategia. El expresidente regional descargó en los técnicos todas y cada una de las decisiones controvertidas que se tomaron en el proceso de adjudicación y construcción que se desarrolló en torno al teatro-auditorio de Puerto Lumbreras y que lo han llevado a sentarse en el banquillo por el ‘
caso Auditorio‘. A preguntas del fiscal anticorrupción, Juan Pablo Lozano, el antiguo jefe del Gobierno murciano y exalcalde de Puerto Lumbreras repitió hasta la saciedad que desconocía todos los detalles del expediente municipal –incluido el contenido de los documentos que firmaba– e hizo hincapié en que no era su función comprobar esos extremos. «El alcalde solo envía el documento», subrayó. «Es el impulso político para conseguir los fondos».

Así narramos la primera sesión del juicio en directo

La declaración de Sánchez en el juicio del caso que lo acabó desalojando de San Esteban se prolongó durante varias horas. Con aparente calma, Sánchez descargó la responsabilidad sobre los técnicos municipales y también sobre el director del proyecto, el arquitecto Martín Lejarraga, procesado también en la causa. El expresidente regional sostuvo que la idea de levantar un auditorio en el municipio partió de este profesional y enfatizó que nunca se le realizó un encargo. «Él, por iniciativa profesional, propuso documentos con ideas que pensó, pero no hubo ningún encargo», insistió. «Como no hubo ningún encargo, no hubo ningún contrato, ni ningún pago». El exjefe del Ejecutivo regional quiso enfatizar, además, la escasa relación que, según su versión, mantenía con el arquitecto. «Yo no despachaba con el señor Lejarraga».

Sánchez llegó puntual a su cita con la justicia en una de las vistas más esperadas de los últimos tiempos. Lo hizo respaldado por su abogado, José Antonio Choclán, magistrado en excedencia de la Audiencia Nacional y letrado de estrellas como Cristiano Ronaldo. Nada más comenzar la vista la carga que soportaba la espalda del exdirigente popular se vio aligerada. El fiscal anunció su intención de retirar la acusación que mantenía contra Sánchez por un delito de fraude de subvenciones dado que una reforma legal vigente en ese periodo se lo impedía. Con esta decisión, a la que se sumó la acusación popular, que representa a PSOE y Podemos– la petición de la Fiscalía se rebaja en dos años. El expresidente se libra además de la petición de pago de una multa de seis millones de euros –con seis meses más de cárcel en caso de impago– que el Ministerio Público había puesto encima de la mesa.

El fiscal Lozano sigue reclamando, no obstante, que el tribunal condene al expresidente regional por un delito de prevaricación continuada y otro de fraude –en concurso con prevaricación–. En estos momentos pide que se le impongan dos años y seis meses de prisión y 19 años y un día de inhabilitación para empleo y cargo público. El representante del Ministerio Público contempla, no obstante, la posibilidad de acabar imputándole a Sánchez un presunto delito de falsedad documental –como sí lo recoge la acusación popular–. Este podría elevar la petición final de condena por parte del fiscal hasta los cinco años y medio.

Pedro Antonio Sánchez descarga en los técnicos la responsabilidad del ‘caso Auditorio’

Enlace de origen : Pedro Antonio Sánchez descarga en los técnicos la responsabilidad del 'caso Auditorio'

Scroll hacia arriba