Así debes usar las luces antiniebla para evitar una multa de la DGT

Carretera cubierta de niebla en Murcia, en una imagen de archivo. / Javier Carrión / AGM

El uso del alumbrado es obligatorio en situaciones de poca visibilidad, pero hacerlo cuando no es adecuado puede ser motivo de sanción

Mónica Millán Valera

Los fenómenos meteorológicos, como la lluvia, la nieve o la niebla, complican la conducción y cuando se producen hay que
extremar las precauciones para evitar sufrir un accidente. El propio vehículo cuenta con elementos de seguridad para reducir el riesgo en la carretera. El limpiaparabrisas ayudan a ver y las luces también a ser vistos por el resto de conductores cuando la visibilidad es limitada. Pero en cuanto al alumbrado, hay que saber cuándo y cómo se debe usar para evitar una multa de la Dirección General de Tráfico (DGT).

Cuándo se deben usar las luces antiniebla

La niebla es una de las situaciones en carretera que más
impide la visión correcta. El peligro de tener un accidente aumenta y más aún
si es de noche, por eso hay que encender las luces antiniebla. Pero hay que tener cuidado porque su uso es obligatorio, pero hacerlo cuando no es adecuado puede ser motivo de sanción. Estas luces van incorporadas en la parte trasera de todos los vehículos porque son obligatorias, mientras que las delanteras ya están incluídas en una gran parte de los automóviles. Ambas funcionan de forma independiente. Según la normativa de Tráfico, cuando la niebla es ligera se debe utilizar el alumbrado antiniebla delantero. Sin embargo, el alumbrado antiniebla trasero está reservado para ocasiones puntuales y solo debe encenderse cuando la niebla es muy intensa.

Como indica el Reglamento General de Circulación «es obligatorio utilizar el alumbrado establecido reglamentariamente cuando existan condiciones meteorológicas o ambientales que disminuyan sensiblemente la visibilidad como niebla, lluvia intensa, nevada, nubes de humo o de polvo o cualquier otra circunstancia análoga». No cumplir con esta norma se considera una infracción grave y la correspondiente multa es de 200 euros. Por tanto, si enciendes las luces cuando no es correcto puede ser sancionado por la DGT.

Estas luces antiniebla también pueden usarse
cuando llueve o nieva intensamente pero no cuando hay riesgo de deslumbramiento, es decir, cuando hay precipitaciones débiles. Y es que la pérdida momentánea de la visión a causa de un deslumbramiento puede suponer una situación muy peligrosa. En la DGT explican qué debes hacer para reducir su impacto en tu conducción. Debes «desviar la vista a la derecha y hacia abajo y guiarse por la señalización horizontal». También aconsejan «intentar dirigir la visión a la zona menos alumbrada de la carretera, disminuyendo, de forma simultánea, la velocidad»

Así debes usar las luces antiniebla para evitar una multa de la DGT

Enlace de origen : Así debes usar las luces antiniebla para evitar una multa de la DGT

Scroll hacia arriba